domingo, 22 de febrero de 2009

Prologo - Capitulo I

Prologo

El hermoso resplandor de un perfecto día de sol, el verdor del escaso pasto de un parque entre los grises edificios de la ciudad, figurándose como un oasis natural entre el desierto de cemento. Es temprano, muy temprano para que circule demasiada gente por este trozo de fantasía, que para todos no es mas que un leve cambio de panorama entre su camino, pero para nosotros no, para nosotros un par de chicos que se había levantado temprano a disfrutar de este paraíso, corriendo alegres entre los escasos árboles, imaginando que es un bosque mágico, felices, para nosotros era un pedazo de sueño…
…recuerdos



Capitulo I “Solos en el camino”

-¿entonces lo harás?- indago una conocida voz femenina
-¿que cosa?- pregunto Elliot sin quitar la vista de la autopista, estaba algo nublado esa noche y no quería ser sorprendido por ninguna curva repentina.
-sabes bien a que me refiero, ¿lo harás?- insistió la vocecita
- es complicado Gwen, lo sabes- no podía creer que se encontraba enfrascado nuevamente en la misma conversación.
-No, no lo se, no se nada- le recordó ella a modo de queja

Hacían ya más de seis meses que salía formalmente con esa mujer y en todo ese tiempo no le había presentado, ni hablado de nadie, absolutamente nadie, amigos, hermanos, padres, primos, conocidos, ex, o cualquier otra persona en su vida, nadie. Era lógico que sintiera curiosidad. No, curiosidad sentía cuando lo conoció, ahora estaba seriamente preocupada, si el desaparecía, como tenia la costumbre de hacer de vez en cuándo, no tenia ninguna forma de encontrarlo, es cierto, vivía con el, pero eso no le asegurada nada, y él totalmente conciente de esta situación no le hablaba al respecto..

-hablemos de esto luego dulzura ¿si?- le dijo mientras introducía el auto en un punto de carga de combustible, ella lo miro escéptica había escuchado esa frase demasiadas veces en el ultimo tiempo, pero antes de que tuviera tiempo de objetar él se había bajado del vehiculo.

¿Algún día dejaras de ser tan misterioso Elliot?- se pregunto mientras observaba como su novio pedía indicaciones tras haber pagado el combustible.

-ya estamos cerca amor, según ese sujeto estaremos en Nueva Jersey en menos de una hora, nos hospedaremos en un hotel para dormir un poco y mañana por la tarde ya podremos ver la playa, ¿te parece?- Le pregunto mientras se inclinaba para besar su mejilla.
Solo recibió una leve sonrisa por respuesta, pero esto le pareció suficiente, subió al vehiculo y continuo el camino. Durante el transcurso no volvió a decir palabra, Gwen tampoco lo hizo, no estaba de humor para seguir intentando descubrir lo que tanto le ocultaba, al menos no hoy, por ahora solo quería mirarle, mirar su cabello desordenado, sus ojos caoba que se veían tan oscuros en la noche, ciertamente le amaba como nunca había amado a nadie, En ese instante al darse cuenta de los ojos fijos en su persona él se voltio con una mirada curiosa, a la que ella respondió bajando levemente la vista, sonriéndose y negando con la cabeza, -yo también tengo mis secretos señor misterioso- pensó

***
A la mañana siguiente salieron muy temprano, aun les quedaba bastante camino por delante y Elliot no quería desperdiciar ni un minuto, lo cierto es que odiaba el viaje en carretera pero quería cumplir su promesa lo antes posible.

Aquel dia, hace ya casi 3 semanas, Gwen había encontrado uno de sus antiguos álbumes de fotos, de aquella época en que era mas que todo aficionado al paisajismo, ahora no se veían fotos como esas, en Philadelphia era muy difícil ver ese tipo de panoramas, y Gwen había quedado tan maravillada

-¿y estas? ¿también son tuyas?- había preguntado
-¿cuales?- exclame mientras me dirigía hacia ella
- estas- respondió mientras levantaba el álbum
-Si, son mías, son de mis años salvajes- por la expresión que me puso era evidente que no sabia a que me refería, tampoco iba a explicárselo, no en ese momento- no hay nada como tomar fotos con la brisa del mar- me apresure a decir antes de que se le ocurriera preguntar algo
-la brisa del mar- repitió
-Si, algunos dicen que no es lo mas adecuado para los químicos del revelado pero a mi me gusta
- ¿como es la brisa del mar Elliot?- Exclamo como si no hubiera escuchado nada de lo que dije después de esas palabras
-¿como es?- ciertamente la pregunta me pillo desprevenido- bueno, es como salada y húmeda, tu sabes como brisa de mar- en ese momento, me di cuenta de lo evidente- no conoces el mar ¿verdad?
- claro que si, lo e visto muchas veces en fotos
-pero nunca lo has visto en vivo- no era una pregunta
-no- exclamo tímida mientras se sonrojaba levemente, me gusta mucho ese gesto, suele ser una persona tan segura la mayoría del tiempo que es muy difícil verla avergonzarse, y el hecho me enterneció de un modo incomprensible
-yo te llevare- le dije resuelto
-¿Lo harás?- pregunto con alegría infantil
-Ya esta decidido, déjame arreglar algunas cosas y nos vamos, conozco un bello lugar en Nueva Jersey
-Pero Elliot…-había recobrado su conocido sentido común pero mi mirada de “no aceptare replicas” le impidió, continuar la frase
-Te llevare a la playa, es una promesa y no se habla mas del tema- entonces me retire de la habitación decidido a…

-Cielo- lo llamo el débil sonido de una vocecita- ¡Elliot!-exclamo nuevamente devolviéndolo del todo al presente y la realidad
-¿ha?- pregunto distraído mientras tomaba conciencia de donde se encontraba
-es increíble que no choquemos, estas totalmente ido- Se quejo Gwen
-Lo siento amor, creo que me perdí en mis pensamientos- dijo él a modo de disculpa
-ya lo imagino-sonaba mas calmada- y ¿que pensabas?- ahora su voz tenia un tono curioso, levemente suspicaz
-pues… en el camino, en adonde vamos a llegar, en los lugares que te quiero mostrar y esas cosas- mintió, estaba tan habituado a ocultar lo que pensaba que lo hizo sin tener motivo para ello.
-mientes- dijo calmada sin quitarle la vista de encima, Elliot se sorprendió ¿Cómo lo sabia? quizás solo fue suerte, pensó
-haces un gesto siempre que mientes, deberías dejar de hacerlo-afirmo ella sin darle gran importancia, no quería presionarlo, cada vez que lo hacia él se alejaba, conocía demasiado bien la maniobra.
-¿en serio? y ¿Cuál es?- ahora estaba realmente sorprendido, nunca nadie le había mencionado algo parecido, pero esto era de suponerse considerando que hace demasiado tiempo que no permanecía tanto tiempo con una persona como había hecho con Gwen
-Si te lo digo, lo evitaras, y no podré darme cuenta cuando de verdad empieces a confiar en mi - esta respuesta le dejo atónito, no solo por su lógica, si no porque no noto ninguna segunda intención ella, se le antojo tan veras, que por poco se avergonzó de todas las veces que le había mentido, pero no podía exponerse, no aun, era muy pronto para confiar.

-¡Ahí esta!- grito Gwen de repente mientras señalaba hacia delante-mira, mira, ahí esta
-lo veo, lo veo- no pudo evitar sonreírse ante aquel arrebato, resultaba difícil creer que aquella era la misma mujer con la que hablaba hace solo unos segundos.
-Míralo, es tan grande- estaba maravillada, como muy pocas personas de su edad serian capaces de maravillarse. Elliot presiono el acelerador, impulsado por la emoción de su compañera, con un poco de suerte podrían estar en la playa antes de que anocheciera completamente.

-¿podemos bajar a la arena amor?-pregunto cuando estuvieron lo bastante cerca
-Por supuesto, no te e traído solo para que lo mires, Gwen corrió antes de que Elliot terminara de estacionar el auto, llego hasta tocar el agua con sus pies y regreso rápidamente, para abalanzarse a los brazos de su amado quien ya se encontraba de pie a pocos metros del vehiculo
-gracias-fue lo único que dijo antes de besarlo- eres maravilloso – susurro interrumpiendo el beso por segundos. Él la rodeo con sus fuetes brazos y la levanto como si fuera una pluma, aunque fueron solo unos centímetros para quedar a la altura de sus ojos
-de nada hermosa-dijo el antes de bajarla, juntos caminaron por el borde de la playa.
-es una lastima que no hallas podido verla antes de que oscureciera- se lamento
-¿Por qué? No creo que la playa pueda ser mas impresionante de cómo es ahora- respondió ella, Elliot miro el agua, estaba ilumina por el resplandor de la Luna llena que brillaba en un cielo despejado, sintió la brisa fría, la suave arena que se deslizaba bajo sus pies
-tal vez tengas razón- afirmo finalmente
-claro que la tengo, Además lo que la hace tan especial es que estoy contigo- Elliot se sonrió ante sus palabras, aun le resultaba extraño como Gwen era capaz de demostrarle su interés por él con tanta calma, como si fuera lo mas natural del mundo, quizás había tenido demasiadas relaciones tortuosas, intento recordar sus relaciones anteriores, cada una un intento desesperado por un poco de compañía y compresión, la mayoría de ellas, eran unas perras, pero el las recordaba con alegría, la verdad, casi ninguna lo había herido, todas estaban demasiado lejos.

Una melodía conocida llenaba el ambiente, tardo un par de segundos en comprender que era su móvil el que sonaba, contesto enseguida.

-¿si, que quieres?- pregunto mientras se alejaba de Gwen, que lo miraba con sorpresa, no era común que lo llamaran al móvil, no a menos que sea para un trabajo o un premio, y nadie llamaría para ese tipo de cosas a estas horas.
-ok, entiendo, te llamare luego
-¿Quién era? –pregunto Curiosa
-Nadie- respondió él de forma cortante, ella lo miro suplicante de mas información, pero lo conocía lo bastante bien como para saber que no debía insistir, lo dejo pasar y continuaron la caminata.

La noche paso sin pena ni gloria, demasiado cansados para mantenerse mucho tiempo presas de los deseos carnales, se durmieron entre lazados. La mañana llego pronto, la luz se calaba suavemente por el enorme ventanal de la habitación y la fresca brisa marina despertó a Gwen, quien se voltio en busca de los calidos brazos de su amado, sin hallarlos. Esto la despertó del todo, recorrió la habitación con la mirada en su busca, pero él no estaba, ni su ropa, ni su mochila, nada.

9 comentarios:

Ms. Davis dijo...

E aquí una nueva entrada y un nuevo relato, e vuelto a embarcarme en el proyectito de una historia un poco mas larga, creo que son las que mas me gusta crear, se las dejo para que escuchar sus comentarios y criticas, en especial esto ultimo, sierpe estoy dispuesta a mejorar

También quisiera pedirles sugerencias para el titulo, esa es siempre una de mis mayores dificultades, por si no lo han notado aun tengo una historia anterior como “NN hasta nuevo aviso” XD, la cual igualmente les recomiendo que lean si gustan, a mi no me agrada mucho, pero ase poco e vuelto a subir cada parte corrigiendo ortografía y dejo de dislexias.

Bueno eso, Lean, comenten, critiquen, sugieran o lo que gusten

Marcos Ortega dijo...

Es dificil ponerle título a una historia sin concoerla del todo. A mi generalmente me gusta usar nombres cotos, de una sola palabra o algo así. No sé en que se centrará la historia pero te recomiendo que uses un elemento común o un nombre sugerente. A lo mejor prefieres dejarla sin título hasta que la termines, quizás ahí podrás aceptar mejores sugerencias.

Ms. Davis dijo...

mmmmm, puede q tengas razon Maarcos, es probable que lo mejro sea terminarla antes de elegir el titulo, despues de todo no les puedo transferir la trama de forma mental

andrés dijo...

Quizas lo mas angustiante de escribir es ponerle un titulo o saber que a veces no hay palabras para definir lo que queremos expresar, me parece que escribes muy bien, quizas dar mas fuerza a las letras y a veces enternecerlas como contraste a todo, como siempre pasaré por aqui... un saludo enorme!!!

Ms. Davis dijo...

gracias andres, pero esperaba un poco de critica para el texto, despues de todo el titulo puede esperar XD

seo dijo...

hola¡ gracias por el enlace.
lo dicho no es una critica,estoy de acurdo contigo.te lo explico. la historia empezo como u relato breve pero despues se me fue un poco de las manos y para colgarla en el blog la resumi y obvie muchos detalles, por eso parece estar inconexa.

gracias por pasarte.

mañana me paso yo a leerte con detenimiento.

gracias por tu comentario

Ms. Davis dijo...

que genial, que la vida quiera liberarse de lo que pretende el escritor, supongo que eso es lo que hace tu forma de escribir tan interesante Seo

seo dijo...

aqui estoy otra vez jejejea leerte

me tiene intrigada el oculto pasado de elliot, se me ocurren tantos motivos.aixx¡¡¡¡¡

tendré que volver caundo cuelgues el proximo fragmento.

un beso

Dark_Soul dijo...

Debo admitir ke el leer tu blog me hace doler los ojos, asi ke no terminé de leer xD
Siiii, estoy bkn por entrar a la U y comenzar Licaf ^^
espero ke tus consejos prácticos de anatomía me sirvan para relacionar bien todo =P
Al decirte eso me siento como tu cuando decidiste hacer el TIE con la Kata pq ya tenía experiencia... interesado xD
(K)
xau! ^^