domingo, 28 de agosto de 2011

Misteriosa realidad - capitulo 3

La noche transcurría ligera, los chismes, la música y el alcohol eran entretención, ambiente y medio de comunicación entre los jóvenes. Varios chicos invitaron a Elizabeth a bailar y ella rechazo a la mayoría del modo más educado posible, pero lamentablemente había gente que no podía rechazar.

- baila conmigo Elizabeth – la grave voz de Maximiliano Letelier llego suavemente a sus oídos

- como si pudiera negarme Max – respondió con tono de broma una verdad que ambos conocían, Max la tomo del brazo y la llevo a la pista de baile con ligereza, era innegable que se veía muy guapo vestido de negro con esa corbata gris que destaca el azul oscuro de sus ojos, su cabello castaño se encontraba perfectamente peinado para parecer casual y su sonrisa debelaba esa gran seguridad que siempre había tenido.

- Te vez preciosa hoy- susurro Max en su oído mientras bailaban

- Eres un gran adulador – respondió la joven con picardía

- Que tranquila esta fiera esta noche – se burlo él, produciendo una mirada de molestia en los ojos de Elizabeth – no me mires así, se que no soy precisamente tu tipo, pero si me das la oportunidad te daré una noche soñada.

- Eso sería interesante de ver – respondió ella eligiendo con cuidado sus palabras para no rechazar a su pretendiente y al mismo tiempo para no darle demasiadas esperanzas

- ¿y qué me dices de un trío? – jugo Max sabiendo que eso atraería a Elizabeth - ¿Qué te parece con Camila Navallón? – propuso desviando la mirada de manera invitadora, Elizabeth siguió sus ojos y no tardo en encontrar a la chica. Era una joven morena que bromeaba con una amiga en un rincón, su cabello ondulado caía sobre sus hombros con suavidad y el vestido blanco que acentuaba el color de su piel se ceñía a su cuerpo develando sus sexuales curvas, era guapa y le gustaba, de hecho a todos en el colegio les gustaba tanto a chicos como a chicas por igual, pero no era tan inalcanzable como Elizabeth hubiera preferido

- ¿Qué me dices?- insistió Max

- No me meto con zorras – respondió ella mientras se alejaba para dar un giro mientras bailaban. Max volvió a acercarla con suavidad sin saber que decir ya que estaba totalmente consciente de que Camila era deseada por muchos y que había estado entre las faldas y pantalones de más de la mitad del alumnado.

La canción estaba por terminar y Elizabeth buscaba en su mente la forma más prudente de alejarse de su interlocutor

- ¿me la prestas un momento Max? – alcanzo a escuchar mientras una mano la tomaba por la cintura, se voltio rápidamente y vio a Eduardo, una sonrisa aprecio rápidamente en su rostro, mientras Max se alejaba rápidamente sin tener más que decir.

- ¿Cómo lo haces para rescatarme siempre que hace falta? – pregunto Elizabeth aun sonriente

- Te espío por supuesto – brosmio Ed.

- Estás loco

- Oye, no trates así a tu héroe

- Ya tenía todo controlado – rio Elizabeth

- Si claro – respondió Ed escéptico – vamos por un trago – le sugirió sin esperar respuesta, mientras la tomaba de la mano y la llevaba a la barra de licores

Eduardo era el mejor amigo de Elizabeth desde que tenía memoria, fue el que más feliz estaba de que se cambiara al illusions real school”, donde el llevaba años estudiando. Era un chico alegre, no tan adinerado como quisiera su padre pero con iniciativa y talento para surgir. Elizabeth lo miraba con detenimiento mientras bebía un mojito, esta noche usaba un traje negro lizo probablemente italiano y una camisa azul oscuro que contrastaba con sus ojos color caoba, su cabello liso caía a mechones sobre su frente, de alguna forma siempre le había gustado, y ella a él, de seguro algún día terminarías casados, ambos lo sabían.

- ¿Qué tanto me vez Eli?-

- ¿Qué te hace creer que te estoy viendo a ti? – negó la chica al verse descubierta - ¿Cuáles son tus para esta noche galán? - `pregunto en un esfuerzo de desviar su atención

- Mmm, pues creo que pasare la noche con la dulce Margarita – respondió alegremente mientras levantaba su vaso, que por supuesto tenia la mescla etílica que llevaba aquel nombre - ¿y usted señorita?

- No lo sé, supongo que paseare un poco a ver si encuentro a alguien interesante – contesto entornando los ojos, recordando las pretensiones sociales de su padre mientras terminaba su trago y se levantaba

- Suerte con eso – exclamo Ed sin mostrar el menor interés por dejar su puesto.

- Pórtate bien - se despidió Eli mientras se inclinaba para darle un beso en la mejilla, Ed rápidamente inclino la cabeza y sus labios quedaron a medio centímetro de tocarse, pero no se besaron, sin embargo ninguno aparto su rostro del otro, sabían que debían besarse, que era lo normal y lo lógico pero lamentablemente no tenían esa química especial que rodea a los amantes. Así que se sonrieron mutuamente y se miraron con esa conocida mirada que tenían entre ellos diciendo con los ojos “quizás la próxima vez”. Elizabeth lo beso brevemente en la mejilla y se alejo perdiéndose de vista entre la multitud.



5 comentarios:

❝ ☆¸.•*ηaηa*`•.¸☆ ❞ dijo...

No se por qué me recuerda un poco a Crepúsculo/Twilight...o3o Y mido 160cm

Ms. Davis dijo...

espero que solo sea por que el mejor amigo se llama eduardo XD, es que no le tengo mucho respeto a crepúsculo la verdad

❝ ☆¸.•*ηaηa*`•.¸☆ ❞ dijo...

A mi me gustan los libros, las películas casi no :3 Y sí, es por que se llama Eduardo y hay una escena de baila jajaja como en el libro. Mi peso meta es de 40kg, cuidado y menos @w@ SI SE PUEDE!

❝ ☆¸.•*ηaηa*`•.¸☆ ❞ dijo...

Aww, gracias nena! Jajaja pero es mi sueño =)

KoReTa dijo...

enamorada de ese tipo es ahora como estoy :(